Hay mucho perro ladrando y aullando afuera... mmmmmm... según las pelis y los documentales de tornados y terremotos eso es malo...
Al final, sólo se trata de vivir...

La verdad, no tenía muchas ganas de postear ^^, pero ahí va:

FELIZ DÍA DEL [ESTUDIANTE] / [PRIMAVERA]!!! Wiiii ¬¬

Que cada uno tome el que quiera, o los dos, o ninguno...
Corto animado de Haik Hoisington, The Flower...
Nada que ver con lo que hicieron uds amigas (creo) ^^---...



Sin comentarios porfa ^_^
Ja, quien diría que éste video le puede alegrar la tarde a alguien... ^___^

SOÑAR. (continúa de acá. LINK)



Seis días desde la Hondonada hacia el Oeste había caminado por una precaria senda casi desaparecida, que conducía hacia el poblado más cercano. Había podido asearse y sacarse todo el barro de encima. El clima había mejorado, aunque el frío viento del Este todavía soplaba. La luz del día estaba por acabarse, y necesitaba hacer noche en un lugar que lo cobijara del frío y de los animales más peligrosos. De ladrones y otro tipo de escoria humana no se preocupaba, con seguridad era la única persona en kilómetros a la redonda.

Hacía aproximadamente dos días que había recuperado casi completamente la visión, aunque casi al mismo momento se había dado cuenta de las terribles consecuencias que el accidente había dejado en sus ojos. En uno de los tantos charcos que la tormenta había depositado sobre el camino, y que momentáneamente le servían para saciar su sed, había visto el reflejo de su rostro, ya tenía conciencia de la herida en la mejilla, que empezaba a cicatrizar y dolía como los mil diablos, pero al mismo tiempo diose cuenta de que el blanco de sus ojos se había inyectado completamente de sangre, y los había tornado de un extraño y horrible color bordó. En ese momento no se inquietó, calculó que con el tiempo se curarían solos, al fin y al cabo la vista estaba regresando.

Acompañando la caída de la noche encontró el lugar perfecto al lado del camino para descansar, un claro entre unos árboles que lo protegerían del viento y le serviría para hacer una pequeña fogata para espantar el frío. El estómago se le revolvía de vacío, pero no había visto un animal en lo que iba del día, asique debería conformarse otra vez con algunas pocas hierbas húmedas que había cogido durante la tarde. Prendió el fuego y se sentó a la par.

Pensó. En sus ratos de ocio pensaba. Y éstos abundaban últimamente. Y lo peor era que sólo pensaba en una cosa, en aquella niña que recordaba en sueños, que noche tras noche invadía su descanso y lo reconfortaba, pero al despertar todo desaparecía y volvía a la realidad, y añoraba las horas en que dormía.

No podía librase de esos pensamientos por mucho tiempo, a lo sumo podía recitar un par de conjuros, lo que lo distraía por unos minutos, pero ello lo encaminaba a recordar la Magia, el camino que había recorrido hacia la Oscuridad, lo cual lo aterraba y nuevamente volvía a refugiarse en los recuerdos de aquella encantadora voz. La niña otra vez. Unos pensamientos los atormentaban con miedo, otros con soledad y tristeza. Y levantar la vista no servía de nada, contemplar la perfección de las estrellas, la inmensidad, lo infinito, le recordaba que aunque poderoso, él no era nadie, y el vértigo de saberse ínfimo lo asaltaba. Otra vez ella se presentaba en su mente. Se maldecía a sí mismo por pensar. ¿Por qué ella? ¿La conocía a caso? ¿Era un recuerdo de la infancia? ¿O sólo una ilusión? No tenía respuestas para nada, pero otra vez la estaba pensando. ¿Y si era sólo una vana creación de su sentimiento de soledad? Tal vez ni siquiera sea rubia se dijo, tal vez ni siquiera exista. Pero se negaba a creer esto, algo muy dentro de él le decía que era un verdadero recuerdo, tal vez no era tal cual la había soñado, tal vez era diferente, pero se negaba a estar enamorado de una ilusión.

Se bajó y tiró más hacía el frente la capucha de su túnica, no soportaba la estrellas que le recordaban lo poco que él representaba. Pero también tuvo que cerrar los ojos, porque no toleraba tampoco la perfección del bosque, de ese toque de divino caos que los Dioses habían plantado en el mundo. Se dijo que hasta el baile de una hoja cayendo era mucho más importante y perfecto que todo lo que él había hecho durante su vida.

Le resultaba enfermizo comparar como la extraña promesa de un don, la Magia, lo había embriagado en el pasado, y ahora, la aún más extraña promesa de un amor, surtía en su interior el mismo efecto. Pero era cierto, y lo más raro era que si bien ya se había resignado a pensar que tal vez sólo fuera una ensueño, o un recuerdo parcial, quería dedicarle su día, su vida, aunque no tenía claro si ésto lo encaminaría nuevamente o sería sólo un espejismo más.

Al final, con los ojos cerrados, así como los tenía, se quedó dormido. Y soñó. Con ella. Nuevamente.

Dejo para el final el obvio resultado de haber bebido en las fuentes vulgares de la verdad: nunca seremos más jóvenes que hoy; jamás volveremos a ver a nuestros muertos; el tiempo no retrocede; el amor perfecto no existe; hay un verso que está siempre a punto de revelársenos y que no escribiremos nunca. Para los hombres de verdad, este no es el final de sus sueños, sino más bien el principio...

-A.D.

La ciencia moderna aun no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas

-S.F.

The trouble with the world is that, the stupids are full of confidence and the intelligents are full of doubts.

-W.S.

Vale más hacer y arrepentirse, que no hacer y arrepentirse.

-N.M.

Hijos, lo intentaron tanto como pudieron, y fracasaron. Cual es la leccion? Nunca intentar.

-H.S.

If you love someone, put their name in a circle; because hearts can be broken, but circles never end.

-B.L.

FFVIII

I'll be here...
Why...?
I'll be waiting here...
For what...?
I'll be waiting for you... so...
If you come here... you'll find me...
I PROMISE.

Esperando la vuelta

Ese gran filósofo naranja

De Sangre y de Miel

La vida es una moneda...

I don't like mondays

Iván Noble en Studio

Gente